Saltar al contenido

Top 4 sillas ergonómicas portátiles de masajes

sillas masajes

¿Que son las sillas de masaje? Una primera definición podría ser la de muebles usados para que las personas que van recibir un masaje puedan ubicarse en la posición correcta.

Como habrás visto, no nos encontramos frente a una silla normal, tampoco a una camilla de masajista. La idea de este mueble es que la persona no se ubique en posición horizontal, ya que no todos los masajes se aplican con la persona acostada.

A continuación vas a ver una pequeña pero exhaustiva tabla comparativa donde nuestro equipo de expertos ha comparado los diferentes modelos de sillas de fisioterapia disponibles online. También haremos una pequeña introducción al masaje en silla.

Introducción al masaje en silla shiatsu

El masaje en sillas es un tanto distinto al masaje convencional. Lo primero a indicar es que se realiza con la persona vestida, sin necesidad de que esté acostada. Es mucho más rápido que la terapia de masaje más conocida. Su duración no suele pasar de los 30 minutos. Se le considera un tipo de masaje con una profundidad entre media y alta, abarcando ciertas partes específicas del cuerpo.

Las zonas anatómicas que se contemplan en un masaje en sillas son las siguientes: cabeza, nuca, cuello, hombros, espalda, brazos y cintura. Rara vez se contempla el masaje en las piernas en este caso. No obstante, hay ciertas variantes del masaje en silla donde las extremidades inferiores son atendidas.

Una de las claves del masaje realizado en sillas es que se lleva a cabo sobre zonas muy específicas. Al ser efectuado en partes anatómicas concretas, es muy poco molesto. Se basa mucho en la aplicación de presión, siendo una de las maneras más habituales de llevarlo a cabo mediante las técnicas de shiatsu. A continuación os dejo un pequeño tutorial, con los conceptos básicos para hacer un buen masaje en este tipo de silla.

[vimeoyoutubepopup_video displaytype=”image” path=”https://www.sillonesdemasaje.net/wp-content/uploads/2019/02/silla-oficina-masaje.jpg” videoplayer=”youtube” videoid=”mQ9r7H1ljIE” width=560″ height=”315″ autoplay=”true”]

¿Qué personas reciben el masaje en silla?

Se recomienda para gente que no tiene mucho tiempo para efectuar terapias de masajistas. También, es muy habitual en personas que sienten algo de pudor de desvestirse para someterse a un tratamiento de masajes. Hay que agregar que muchos tratamientos médicos y de recuperación suelen aplicarse con el paciente sentado. Gran cantidad de fisioterapeutas suele necesitar este tipo de sillas de masaje para atender a sus clientes.

Por todo lo antes dicho, las sillas que describimos en el presente texto son de gran importancia. Hay un momento en la que hay que estar pendiente de comprarlas. En vista de que abundan gran cantidad de modelos en el mercado, vamos a describir algunos a continuación. Es importante indicar que todos se pueden comprar con Laín desde territorio español.

¿Por qué comprar sillas de masajes baratas?

Las sillas para masajes suelen tener un espaldar reclinado y un apoyacabezas. Igualmente, cuentan con apoyo para los brazos en zonas laterales, pero tales apoyos están en una zona más baja que el espaldar. Son sillas bastante cómodas para quienes se ubican en la posición de recibir el masaje. Por lo general, son plegables. Esto quiere decir que se pueden recoger y trasladar sin mayores inconvenientes. Mostramos algunos reviews de modelos que son bastante populares.

H-ROOT Silla de Masaje Portátil

Esta es una silla bastante elegante, con estructura de madera. Tiene un toque vintage. Muy ligera, por lo que puede ser trasladada sin mayores inconvenientes. El acabado de los apoyos es en cuero PU, ideal para soportar el aceite y agua. Su capacidad es de hasta 250 kg. Es una silla muy ajustable, ya que tanto los apoyos de cabeza, como de pecho, brazo y frontal se acomodan a los distintos usuarios. Las dimensiones de la silla son las siguientes: 123 cm x 53 cm x 80 cm

Silla de Masajes Portátil y Liviana Bedford Master

Una elegante silla para masajes. Mucho cuidado en la manufactura de las zonas de contacto con la persona, ya que están hechas con capas de espuma de células. Por otra parte, cuenta con una tapicería en PU que llega a tener hasta cinco años de garantía. La estructura de estas sillas de acero bastante ligero y recubierto con pintura electrostática; con la intención de evitar acumulación de polvo o de moho. Cuenta con gran cantidad de accesorios entre los que podemos mencionar: una bolsa para transporte de la silla (la cual es plegable), horquilla para ajustar el rostro, y/o almohadilla para la zona del codo.

Klarfit MS 300

Esta silla se ajusta con gran facilidad a la persona que la usa: tanto su asiento como su reposabrazos se pueden acomodar. El soporte para el rostro giratorio. Lo mismo se puede decir del soporte torácico. El acolchado es de cinco centímetros, en espuma muy suave y tapizado en cuero artificial, siendo este de una textura muy ergonómica. Es una silla que se monte y se desmonta, no es plegable. No obstante, el proceso de armado es muy sencillo. Perfecta para quienes tienen muy poco espacio y necesitan colocar estas sillas solamente durante el momento en el cual se va aplicar o recibir un masaje.

Beltom Banco Silla Masaje

Una silla muy ligera, ya que solo pesa 9,5 kilogramos. Su estructuras de acero. La tapicería es realizada con cuero sintético, muy resistente al agua, aceites y cremas. Sumamente cómoda, ya que la espuma de la misma mide hasta 10 cm. Una de las predilectas para fisioterapeutas, e incluso para quienes realizan tatuajes. Se acomoda con bastante facilidad a la postura del usuario. A esto se añade que soporta una buena cantidad de peso, siendo además de materiales muy resistentes y duraderos. Una excelente opción a bajo coste.

Estos son algunos ejemplos de sillas para masajes que se pueden comprar por Internet. Se trata de un accesorio ideal en el mundo de los masajistas. No puede hacer falta en ningún momento. Hay que tener en cuenta que la actividad del masaje también puede ser un tanto informal, sin necesidad de que la persona se desvista o pase por un proceso previo. Simplemente, con poder sentarse cómodamente en una silla y disfrutar de todas las bondades de un buen masaje relajante.